27.4.09

FriFri

Mis piecesitos están helados, se está notando la disminución de la temperatura. El sol es sólo una fachada que confunde, ahora andar descalza por la casa es imposible, tengo que comenzar a buscar entre la ropa guardada algún calcetín que sea digno de ser usado. Después de tantos meses sin usarlos ya no recuerdo bien cuáles tenía o si es necesario incorporar unos nuevos a mi clóset, yo creo que sí y dejarle a Andrés los propios.

Me pone contenta que se acerque otra estación, en Santiago el verano dura más de la cuenta y mi natalidad provinciana sureña se hastía de los mismo grados de temperatura por tanto tiempo. Tengo ganas de abrir las oscuras cortinas y encontrarme con algunas nubes que vengan a darnos un respiro nuevo, poder cambiar de atuendo y no tener que preguntarme ¿hará frío más rato? ¿qué me pongo? y etcs, las mismas preguntas que al comienzo de la primavera.

Espero a mayo con ansias, el mes del cambio, la rueda de la fortuna giró en un buen sentido y tenemos el otoño de nuestro lado para partir.

1 comentario:

Venus dijo...

me encanta el otoño!! los colores de esta estación son únicos!!

Un abrazo...pal frio jeje

Saludos!