18.2.10

MI MAÑANA

Ya estamos en los descuentos, mi barrigota que está a punto de reventar y la ansiedad sólo quieren que llegue el día D y poder conocer su carita y empezar a hacer las comparaciones físicas con su hermanita mayor.
Aunque esta vez no fue premeditado y que el shock me haya durado más a mí que al papá -el que ya me había tirado el palo de querer otra bebita- ya estamos metidos en esta nueva aventura con mejor pronóstico que la primera vez, tenemos la experiencia de cómo es esto, sobre todo cuando recién llegan a cambiarlo todo.
A diferencia de la cuenta de visitas a mi perfil no me pego mucho con el tema como antes, los miedos no son los mismos o casi no hay, la estimulación tampoco ha sido tan exclusiva como con la primera, hasta el nombre quedó para el final. Pobre mi pequeña Gabriela, sé que serán diferentes con Colomba, excepto mucha ropa que heredará, las comparaciones a las que me tuve que acostumbrar las dejaré en mi historia personal y está el camino abierto para que ellas me vayan enseñando sus especiales personalidades de las que yo tendré mucho que ver... que miedo, sólo espero hacerlo lo mejor posible y nuestro único objetivo es que sean muy felices.

2 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Que notable... Mucho ánimo y fuerza!!!!

Qué felicidad, ser mamá ^_^

Venus dijo...

Es casi imposible no comparar, pero supongo que cuando Gabriela ya este en tu brazos, la sentirás diferente...lo vas a hacer muy bien, sólo manten la calma por favor jejeje

Un abrazo!