28.8.10

junta.dos

Está claro que los días pasan muy rápido sobre todo si la rutina no te da un respiro para sentarte a reflexionar en qué estás, para dónde vas y si te acompañan en eso o si quieres ser acompañada.

Anoche después de no sé cuánto, nos dimos el tiempo para conversar del ayer, del ahora y del futuro inmediato. Todo comenzó con su llegada acompañado de un gran ramo de lirios, 10 botones de distintos colores, luego un pedido de sushi para 2, un rico Misiones de Rengo blanco puesto en el freezer esperando hasta que las niñas estuvieran acostadas y dormidas  para poder comenzar nuestro momento. Velas con su romántica luz nos contemplaban silenciosas mientras poníamos al día los sentimientos que se han dejado llevar a veces por la inercia de lo práctico. Sentados en la alfombra, Cocteau Twins creando la atmósfera, y él mirándome me dijo que todavía me ama y que siempre lo ha hecho... sigue estando.

Ahora esperar que los lirios abran.

1 comentario:

Venus dijo...

Que bonito momento!