2.5.11

paciente_ paciencia


La paciencia nunca ha sido una de las virtudes personales, todo lo contrario, pero creo que esta etapa de mi vida me ha llevado a una terapia a la vena, sin poder renunciar a la "sanación del mal" porque puta que cuesta no perder la paciencia. Podría decir que lo que estoy viviendo es algo así como un apostolado al aguante, un procedimiento inverso a la normalidad mental, un tratamiento quirúrgico a la conducta de costumbre, un sistema de shock para curar la impulsividad, una intervención a lo errático... en fin, estoy en proceso de ataque al mal, buscando la cura sumergida en medio de estas aguas correntosas, en las que mejor me dejo llevar flotando pacientemente en su cause intenso... rutinariamente móvil.

2 comentarios:

Luna desorbitada dijo...

Me gusta la forma del escrito =)
Y bueno... suerte en tu odisea. Ánimo y PACIENCIA! :P

Venus dijo...

mmm nada de eso...cuando recobres la "normalidad" en tu vida, tambien recobraras la impulsividad e impaciencia, asi es cuando uno asi es jaja