23.9.11

NO!!! SACRIFICIO!!!

Los días son casi pura negatividad, ya se me había olvidado que decir NO era tan recurrente a la edad de la Gabriela, no que lo diga ella, lo digo yo. Para ella todo es a la boca, aun no sabe lo que es el peligro y hay que estar constantemente encima viendo que hace, si se me pierde 2 minutos es por alguna travesura en la que está concentrada. Soy casi una especialista en prevención de riesgos, después de aprender con Colomba a la que no recuerdo que le haya sucedido algo grave, debo andar pendiente que no haya nada a la altura de la Gabriela con la que pueda hacerse daño. Pero eso no ha estado exento de "anécdotas" un tanto peligrosas.

Estoy entre la dualidad de tener la experiencia y por otro lado de no ser tan aprensiva como con mi primogénita, y en cada una hay sus pro y contras.

Bueno, a estas alturas es difícil no ponerse neurótica, con más líneas de expresión, una que otra cana, más acelerada, más paciente, y mil etcs más. Además que no sólo tengo 2 hijas, adherido a ellas está su padre que mejor en ese tema no ahondar, todo muta con el tiempo, con los hijos, con la vida.



SACRIFICIO, esa bendita palabra que me golpea fuerte, sobre todo en la mañanas cuando los pensamientos oscuros se hacen presente de desayuno rutinario (y no me refiero precisamente a tostadas con café) y con los que hay que pelear para que se vayan bien lejos y "ver lo positivo de la vida", frase $%|@#€¬ y ñoña, frase de viejas que ya pasaron esta etapa hace décadas, más de alguna he escuchado decir que han olvidado muchas cosas de cuando sus hijos eran chicos, claro poh, prefirieron olvidar... o será que pasar tantas rabias produce amnesia??... chanfle!! serán los hijos los responsables del alzheimer????... porque para qué andamos con cosas, al final de cuentas quienes tenemos hijos concordamos en varias cosas propias de esta feliz etapa... que hasta tiene slogan: "una vida caóticamente hermosa"... y quién diga lo contrario no le creo.

2 comentarios:

Bebe dijo...

No sé si es etimológicamente correcto, pero adhiero a la idea de que "sacrificio" es hacer sacro un oficio, hacer que cualquier cosa se vuelva sagrada.

Si es que hay algo más sagrado que otra cosa, incluso las circunstancias más difíciles son una buena ocasión para un sacrificio.

Lo que es más: ser impecable en situaciones perfectas es ser un guerrero de papel (decía, más o menos, Don Juan).

Ser paciente en un templo es una pavada. En una situación familiar, hace falta mucho de todas las virtudes conocidas!

Por hoy un abrazo y, en cuanto a mi blog, en donde antes yo respondía los comentarios, te cuento que ya no lo hago más, preparándome para una mudanza vital y de país que no sé en qué relación me dejará con el mundo digital.

Haberte conocido aquí, y hasta acá, fue un placer!

Heroína Frívola dijo...

Simplemente buen viaje!!! y fue un placer leerte.