22.9.06

...Y SE NOS VIENE EL AÑO NUEVO


Este cansancio que me acompaña desde hace un par de semanas permitió que la celebración del día patrio no fuera con los excesos habituales y tradicionales a los que estaba acostumbrada.
Estos días pasaron entre idas y venidas de la casa de mi "suegri", empanadas y alfajores traídos directamente de Osorno, viajes en tren en medio de olores de dudosa procedencia, etc...
Y este martes 19 después de un buen descanso nos dimos el ánimo de ir al Parque O’Higgins (primera vez que lo visito)... llegamos justo al final de la Parada Militar (ultra popular) y luego tuvimos la osadía de internarnos en medio de un mar humano para encontrar la fonda que fuimos a buscar (el motivo por el cual se nos ocurrió ir a ese lugar)... lo único que atiné fue a agarrarme fuerte de la mano de Andrés y dejarnos llevar por las masas... fue una gran proeza avanzar entre tanto cristiano alegando y emitiendo garabatos de grueso calibre, señoras voluptuosas con harto "cabro csshico" incluidos los coches (cuál será el gusto de andar con tanto coche en esos lugares), viejos guatones con la típica polera de algún club de fútbol de rosotros ruborizados de tanto gozar con los festines dieciocheros, lolas y lolos a la moda(por no decir otra cosa), familias enteras haciendo de ese lugar el ideal para pasar los días festivos... ufff... era poco lo que se avanzaba entre la multitud que te apretujaba, pero a esas alturas ya daba lo mismo si seguir o devolvernos, ya estábamos ahí metidos... había que continuar.
Luego de no sé cuánto rato logramos llegar a un lugar un poco más espacioso y caminar entre las miles de fondas... y ahí en medio de tanta ramada nos encontramos con el parrillero que buscábamos, sombrero de huaso y anticucho en mano... era Uribe, bronceado de permanecer tantos días sobre la parrilla familiar... justo estaba al final de su jornada, terminando sus últimos anticuchos (hay que reconocer que al igual que la chicha estaban bastante buenos)... dejó de lado el sombrero y el delantal e intentamos ser parte de la fonda "La Chingana de los Abrazos" pero no se podía entrar por la cantidad de personas que había en su interior, y desde afuera pudimos observar como estaba repleto de gente eufórica celebrando entre Sol y Lluvia, Los Jaivas y etcéteras de grupos "rojos"... al final nos resignamos a dar unas pocas vueltas y regresar rápidamente a casa, agotados de tanta gente "autóctona de la zona", chicha, empanadas, olores de distintos tipos de carnes asándose, churros (incluidos algunos en el suelo del metro), cueca, reggeton, etc, etc... era hora de descansar y dejar atrás tanta aglomeración.

Junto con el término del "18" despedimos al invierno que con sus pocos pero necesarios chubascos limpió el aire contaminado (de smog y otros tóxicos)... y damos la bienvenida oficial a una nueva estación que más que alergias trae otros síntomas inesperados...

12 comentarios:

alternaked dijo...

El primer día de la primavera es una cosa y el primer día primaveral, otra diferente.Frecuentemente la diferencia entre ellas es más de un mes.
Creo que debí ir a la fonda de Uribe este año, con tanta nostalgia esos son los lugares que reconfortan aunque sea un momento, si tiene 18 chico podrias avisarme heroína, nunca es tarde.

Heroína Frívola dijo...

La verdad que de reconfortante, ese lugar no tenía mucho... las condiciones no eran las más agradables... pero podríamos celebrar el 18 chico en otro lado... algo más holgado...

Andrés dijo...

Acertado relato, mis churros fueron a caer impunemente al suelo del metro rondizzoni.
Bueno voy a ver a joe porque esta enamorado.

Heroína Frívola dijo...

...Mis manitas sólo estan capacitadas para soportar mis cremas y otras frivolidades... no aceites comestibles, esos definitivamente se me resbalarán... sorry, pero los churros restantes siguieron su curso normal.

Libélula dijo...

un churrito?

Taxiboy en un sabado por la noche de estar en casa! dijo...

ajajjajkajkajaa!

wuoow!

ese fin de semana fue de buenos y malos momentos...

como me hubiera gustado estar aunque sea el ultimo dia de fonda alla, aunque incomodo pero tenia ganas de ir a la fonda de uribe, aunque digan que ese wn sea todo, se merecia comprarse el celu nuevo, lo vi tan maravillado que me dio nostalgia!

te dejo saludos!

Libe dijo...

Sí, se veía encantado con su lonchera azulita... parecía niño con juguete nuevo. Algo provechoso tenía que comprar con su pago en vez de "derosharlo".
Como sea, cuando nos juntaremos todos para compartir un tequilita?

Heroína Frívola dijo...

Wena Vero!!!... tequila para todos!!!... pero esta vez clausuraré el retrete... las experiencias anteriores me obligan a hacerlo.
Y del celu de Uribe, como estaría de emosionado que su primer descuido fue dejar el cargador (tb. nuevo obvio) en mi depa, sin él su juguete nuevo no funciona como debe...

Libélula en las lunas de cáncer dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Libe con amigdaliodes dijo...

Yo decía... que compartir un tequila no es malo, el exceso sí. Creo que si organizamos una comida antes, sencilla y al alcance del bolsillo podremos compartir un rato "agradaule". No clausure su baño, los humanos lo necesitan. Coloque un letrero que impida la entrada a los "ebrios".
El 30 no puedo, te aviso.
Y que el uribe se pegue el cargador con la gotita para que no lo olvide más. De nuevo mis felicitaciones.
Nos vemos pronto.

chikelektrik dijo...

no conozco ni a uribe ni a ninguno de los de tu fraternidad que acá escriben frecuentemente... pero de todos modos me alegro de tu 18 bien apretujado... :)
tikitikitiiii....
yo creo que la adela... en su país natal debió pasarlo chancho chancho... cierto?? con su botellón "Lomas de Ñipas"
te dejo besitos
bye

evalactiva dijo...

oye yo pase el 18 en la casa de mi viejo en el sur, haciendo de maestro de la contru, na ke visitar fondas (que HORROR!) ni comer asado, mas encima, mas empanadas que encargamos se nos funaron, a la dueña de la panaderia se le enfermo la mama asi que cerro aquel dia y adios empanaditas...snif, slurp