20.5.09

entre lolas y copas

Así como todas las mujeres somos diferentes y aunque tengamos un par de cosas en común, también son distintas pero hasta por ahí no más las famosas y problemáticas pechugas.

De todos los tamaños y formas, este es realmente un tema para nosotras, la mayoría de las féminas reclamamos insatisfechas que tenemos mucho o muy poco, porque unas quieren las de las otras y así nos vamos quejando por la vida acomplejadas por el estado del parcito.

Ya es un tema encontrar un sostén que nos guste en diseño y que nos quede bien, que no apriete por aquí y más suelto por acá y para qué hablar del precio, la lencería es tan cara como necesaria.

Las con poco tienen la solución en el relleno, pero las apariencias llegan hasta el momento de sacar el brasier y volver a la diminuta realidad.
Las que tiene mucho están casi obligadas a usar tirantes de vieja, gruesos y antiestéticos y obvio son más propensas a que la gravedad haga lo suyo. Aquí me detendré ya que en este caso hay menos tipos para regodearse, los que más hay es de esos corpiños de veteranas que dejan los pechos “puntudos”, como si andar cantando Vogue a lo Madonna fuera algo cotidiano. Y los diseños son para quedar más deprimidas por lo que tocó en la repartija de pechuga.

Un comentario de un caballero por ahí decía que le gustan las grandes para mirar pero que a la hora de “intimar” como que lo ahogaba. Pero no hay que generalizar y así como he escuchado a algunos que les gustan más pequeñas la mayoría se va por el lado exuberante.

Dejaré de lado el tema de los implantes y del estrago que hace el embarazo y lactancia en las pobres, porque eso da mucho para hablar.

Que push up, con rellenos, deportivos, con o sin barba, reductores, tantos tipos para regodearnos pero en la talla y la copa está el dilema.

Aquí dejo una guía práctica para adquirir el indicado:

- Cada mujer debe conocer su contorno, que en Europa se mide en cm (donde existen las tallas 75-80-85-90) y en Sudamérica en pulgadas (donde existen las tallas 34-36-38-40). Si el contorno mide 75 cm, la talla europea de sostén es 75, y 34 la talla sudamericana.

- Para determinar la copa, primero hay que medir pasando una huincha por encima de la copa, y luego volver a medir, pasando esta vez la huincha bajo las barbas del sostén. La diferencia entre estas dos medidas da la copa indicada, según la siguiente tabla. A (13 cm); B (15 cm); C (17 cm); 
D (19 cm); D (19 cm); DD (21 cm).

3 comentarios:

Venus dijo...

wuajajajaja, reconozco algunas palabras por ahi... ese caballero, será el mio? jejeje

Respecto al tema, que buen post, ciertamente es un dilema esto, por mi parte, lo tragico termina siendo el verme obligada a usar sostenes que me quedan sueltos :o(, pues a menos que pague muuucho dinero, no encuentro una talla grande de contorno combinada con una talla chica de copa...eeen fin, todo un dilema... lo que si, ya encontre la pica de sostenes baratos, relativamente duraderos, y con la talla precisa, con push up eso si jeje

Saludos!

Heroína Frívola dijo...

Exacto, el caballero en cuestión es el tuyo ja.
Bueno, las dos estamos en una posición opuesta, pero asi como las dos formas tiene sus desventajas tb. tiene su lado (o tamaño en este caso)positivo.

markin dijo...

sí, ahogan...

nada comolo internedio, o pequeñas pero... esmeradas. :)

***

He notado que es todo "reto" el encontrar y lucir el apropiado. Nada que no enmiende la mejor de las sonrisas.

:)