14.10.11

torturada

Definitivamente no sé qué es peor, ir al dentista o al ginecólogo, las 2 me parecen muy desagradables, dolorosas e invasivas. A las 2 les hago el quite, al dentista tendría que haber ido hace MESES, me avergüenza reconocer que aún no termino un tratamiento que comencé hace 2 ó 3 años, no lo recuerdo, aparte que no tengo mucho tiempo y trato de hacerme la loca con volver a someterme a la tortura odontológica.
Y el famoso gineco-obstetra, horror, desagradable, o sea que la María Izquierdo haya disfrutado tanto la visita en la película "Sexo con Amor" NO SE LO CREO!! las mujeres tenemos que pasar por exámenes anuales dolorosamente necesarios, teniendo que soportar distintos tipos de aparatos fríos y prehistóricos que penetren en el lugar que debería ser sólo para pasarlo bien.

Pero bueno, habrá que soportar por mientras no se invente algo menos torturante para la revisión periódica de los distintos "puntos" del cuerpo.

3 comentarios:

Dalianais dijo...

Lo que es a mi lo que me interesa definitivamente es tener felling con el ginecologo/a jaja y que sea de una edad "apropiada" de manera que haya visto ya varias cosas en la vida jajaja...

Heroína Frívola dijo...

"varias cosas"? jajaja.. de distintos tipos, formas y tamaños... que horrible.

deliriosinfonico dijo...

torturas inevitablemente necesarias...
q tengas un lindo dias sin dentistas y ginecologos!!