6.3.07

MI ENCUENTRO CON EL TRANSBORDO

Ayer fue un día con un par de horas bastantes intensas... esto del calor-embarazo-transantiago es como un Triángulo de las Bermudas, cuando entras no sabes cómo, cuándo o si realmente saldras en humanas condiciones.
El viaje de mi hogar hacia el sur de la ciudad bajo los desesperantes 31º de calor, sumados al vergonzoso Transantiago me pasaron la cuenta, mi cuerpo y mente no resistieron el extenso traslado-transbordo, entre esperas innecesarias, apretujamientos involuntarios, olores putrefactos (nada de olor a muerto, aquí la cosa es de cuerpos vivientes, bien vivos). Al pasar del metro al "troncal" empezó la odisea, mis piernas y brazos no reaccionaban, mi voz no emitía sonido alguno aunque lo intentara, mi conciencia se desvanecía por segundos al igual que el aire necesario para poder respirar adecuadamente, ahí sentí que la cosa se venía "peluda", me daba miedo hasta de que termianara el viaje y yo no pudiera siquiera moverme de mi asiento, pero el viaje terminó, era hora de descender del bus, peor, ahí no aguanté más... dentro de lo borroso que veía pude afirmarme a Andrés y el llanto dejó que algo de aire entrara a mis pulmones, pero igual la presión obligó a mi cuerpo a desvanecerse en medio de la calle, un amable señor nos llevó hasta El Pino que estaba muy cerca, Andrés que casi salió expulsado al no cerrar bien la puerta, osea toda una aventura. Obvio y predeciblemente como es una asistencia pública nos atendieron "el día del ñafle", que al final me fui sientiendo bien sola, el aire comenzó a circular, mi mente reaccionó y la conciencia se acomodó en su lugar, mis extremidades me volvieron a obedecer y de a poco todo volvió a la casi normalidad.
Bueno el susto ya pasó, no así el miedo de volver a mi hogar en el transporte público noticioso del momento, el regreso será postergado por unos días de reposo y el traslado reemplazado por algo acorde a mi estado.

5 comentarios:

Alternaked dijo...

El asunto da para extenderse por horas opinando del transantiago, solo una pocas cosas; el cambio era para mejorar la calidad de vida, para descongestionar y descontaminar, lo único que ha resultado es la descongestión, habrá que ver en el tiempo si estos buses están contaminando menos el aire, al menos en ruido esta ha disminuido, pero la calidad humana es un insulto. Al menos ya se sabe de quien tiene toda la culpa........de Zamorano

Taxiboy return dijo...

ando con mucho sueño comp para leer ahora, te deseo un feliz dia de la mujer atrasado!

maria jose dijo...

pattyyyy
guachiiiitaaaaaaa!!!
pucha ooohh como es posibleee!!
EN CUANTO SEA MILLONARIA LE REGALO UN AUTITO BIEN COMODO PA LA COLOMBA, TU Y ANDREW...
(perdón por la patudez de la entonación inglesa jiojio)
puucha... cuidate mucho monita...
me acordé de tu hermana andrea cuando circulaba por tu casa acá en conce con su guatota... dale saludos
besos barrigona

Heroína Frívola dijo...

...Me conformo con un escarabajo por ahora, me gustan mucho...

miss_brigthside dijo...

Uff odio andar en micro ene ste estado!
pero que le voy a hacer...
además leyéndote creo que amí no me ha psado tan terrible aún gracias a Dios.
pero odio cuando la gente no da el asiento que corresponde o se hace la lesa. Más encima minas! , mujeres!
uff que atrooooz
si no nos ayudamos entre nosotras entonces quién?