7.6.11

nostálgica_mente bienvenida

Ad portas del invierno y me visitó un resfrío de aquellos con dolor de todo... se podría decir que es una gripe, pero como me autoprohibido enfermar creo que esto durará menos que los 5 a 7 días en los mortales normales, algo de pastillas y los imanes a los cuales les tengo más fe que la medicina alópata (la que va sólo a la dolencia momentánea).

Hoy es el primer día del año que usamos calefacción, más tarde que cualquier otro año, aunque quiso asustarnos hace unas semanas atrás parece que el frío ahora llegó para quedarse, las murallas ya presentan signos de humedad y eso me asusta un poco, más que nada por las nenas que sufren con este tiempo y esta ciudad con su smog característico que no aporta nada bueno, por lo menos después de mucho tiempo de tardanza la tan esperada lluvia vino aunque sea por pocas horas para limpiar algo más que el aire capitalino, el agua siempre purifica y su movimiento hace que las energías estancadas fluyan y se eliminen, dando paso a nuevos aires, bienvenida seas sobre todo para alguien que tiene en la memoria la lluvia como lugar de nacimiento la que se extraña en estas zonas donde se ruega para que nos visite aunque sea un par de veces al mes. Y qué mejor que poder ver la cordillera después de disfrutar del sonido de la lluvia. Siempre es nostálgicamente bienvenida.

1 comentario:

Marina dijo...

La lluvia siempre me renueva, me recuerda el ciclo de la tierra y de la vida.