24.3.11

El Señor del Anillo


Después de saber la noticia de que una  de mis amiguis se une en "compromiso de anillo" con su novio quise saber cada detalle del tema y el meollo del asunto era no ser papás sin un compromiso marcado por un accesorio en el dedo de la novia. Casamiento, así lo que se llama casamiento, ella por lo menos no lo tiene en mente, por más que insistí en que le pongan fecha me quedaré con las ganas de ir a un matrimonio pronto. Así que como ella me dejó claro que es sólo la formalidad para traer al primer descendiente le dije que a mí me deben 2 anillos entonces.

Mientras chateaba este tema, no menor, con la protagonista le iba comentando a Andrés los pormenores de la conversación y le dije que porqué yo no tenía anillo y él así nada más me dice "bueno" (aunque al otro día vino su condición) pero qué dónde me lo pondría, no entendí muy bien su pregunta, pero se refería a qué dedo... qué se yo en qué dedo, tengo 10 para optar, pero me dijo que no, que el de compromiso es uno en especial, así que le pregunté a mi receptora del chat y ella me explicó... en fin.

Ahora ella estaba con la funcia de qué anillo, porque así como el tema es más por un compromiso conversado que la cosa romanticona tradicional (que la verdad ni yo le encuentro sentido) ella me enviaba las distintas opciones que más le agradaban, obvio no sea oro amarillo (me carga) ni oro blanco (por lo caro), pero hay más alternativas de anillos (que no se entienda como sucedáneo). Creo que es mucho mejor si es una la que lo puede escoger, ya no es necesario ni la cena romántica a la luz de las velas ni tanta challa cursi, sobe todo si el tema "matrimonio" con papeles precisamente no es tema, más bien es un mal negocio, pero debo confesar que la idea del anillo en algo me emociona, porque aunque "la tarea" ya esté harto avanzada sería chori darle a mi mano uno con propósito más que el normal que llevo sólo como accesorio.

1 comentario:

Cecilia dijo...

jjejejeje... buen post!! que te puedo decir...es cómo si hablaras de mi!! jaja